NOTICIA GRD

Desarrollan novedoso modelo de madurez para la implementación de GRD en Instituciones de Salud

NOTICIA GRD

Desarrollan novedoso modelo de madurez para la implementación de GRD en Instituciones de Salud

En esta entrevista, el consultor Sr. Didier de Saint Pierre explica los fundamentos del Modelo de Madurez para la implementación de GRD en prestadores sanitarios, de su autoría.

Didier de Saint Pierre

¿Qué los motiva a desarrollar un modelo para evaluar la madurez de una institución en la implementación GRD?

La razón es simple,  los GRD se han transformado en una herramienta fundamental para la gestión hospitalaria; gran parte de las decisiones que se toman en un hospital ya sea en el ámbito clínico o financiero se sutenta en indicadores GRD y en el benchmarking de esto indicadores. Dicho lo anterior, nos hemos dado cuenta que los equipos de auditoría de los hospitales están bastante ciegos al fenómeno, no tienen herramientas para saber si los indicadores están bien calculados, es decir, no tienen cómo evaluar si el proceso que sigue un hospital hasta llegar a sus indicadores mensuales o anuales es un proceso de calidad que garantiza que los indicadores reflejen adecuadamente la producción hospitalaria. Por ende, la motivación inicial fue apoyar a los equipos de auditoría, entregarles un mapa para navegar en estas aguas. Luego nos dimos cuenta que el modelo le permite también a la unidades GRD autoevaluarse, y a los directivos entender dónde están parados.

¿Qué es exactamente un modelo de madurez?

En términos generales, un modelo de madurez es un mapa que guía a la organización en la implementación de buenas prácticas. Describe un camino de mejoramiento evolutivo, desde el estado inicial  hasta la plena madurez de la  organización.

Un modelo de madurez permite evaluar el estado de desarrollo de una organización en un dominio específico (p.e.,  la implementación de los GRD), trazar claramente estrategias de mejoras para alcanzar los objetivos previstos e identificar las áreas donde la organización debe enfocarse para mejorar

Los modelos de madurez constituyen una evolución de las prácticas para gestionar la calidad. Se basan en la teoría de estadios de crecimiento asociados al desarrollo cognitivo de los niños; estos son secuenciales y acumulativos.

Existen muchos modelos de madurez aplicados a diferentes ámbitos organizacionales: procesos, gestión de proyectos, transformación digital etc.

Nosotros queremos aportar uno asociado a la implementación de GRD.

¿Qué permite suponer que la implementación GRD sigue la lógica de un modelo de madurez?

Para contestar esa pregunta, es necesario contestar una pregunta anterior: ¿Qué se entiende por una implementación exitosa de GRD?

Si coincidimos en que los GRD son una herramienta cuyo fin último es mejorar la gestión hospitalaria, podemos fácilmente concluir que una implementación exitosa de esta herramienta es aquella en que cumple su propósito último, es decir, cuando apoya de manera decisiva la gestión del hospital, en sus diferentes dimensiones. Y aquí nos referimos al menos a las siguientes dimensiones:

  • Gestión clínica
  • Gestión financiera
  • Planificación hospitalaria
  • Control de Gestión

Dicho esto, la experiencia nos dice que la implementación exitosa de GRD en un hospital no ocurre de un día para otro, tampoco es algo que se compra en el almacén de la esquina; se deben ir quemando etapas para alcanzar el objetivo. Es  necesario un proceso de transformaciones sucesivas desde la fase inicial hasta la fase de plena madurez, entendida como la etapa en que la organización se gestiona con el concurso de los GRD. Cada etapa por la que se atraviesa  se construye sobre los aprendizajes de la etapa anterior. Y esta es exactamente la lógica de un modelo de madurez. 

¿Cuáles son las principales componentes de un Modelo de Madurez?

Los modelos de madurez se estructuran en torno a 3 componentes:

  • Etapas, son finitas y definen las fases hasta alcanzar la plena madurez
  • Los indicadores de implementación de las prácticas: son “huellas”, evidencia de la implementación de una práctica. Se utilizan para verificar la implementación de prácticas
  • Las características: reflejan las prácticas deseadas para estar en esa etapa

La verificación consiste en revisar evidencia objetiva para determinar si una práctica está implementada o no.

Esto se refleja en la tabla que sigue:

¿Podría hacernos un resumen del Modelo de Madurez propuesto para la implementación de GRD?

Por supuesto. El Modelo que proponemos se basa en los siguientes supuestos:

  • Un hospital  ha alcanzado la plena madurez en la implementación de los GRD cuando estos apoyan de manera determinante la gestión hospitalaria, en sus diferentes dimensiones
  • La madurez en este ámbito no se alcanza de un día para otro, requiere un proceso gradual de acumulación de experiencia, de maduración de diferentes aspectos, en el que es  posible reconocer etapas diferenciadas

El Modelo utiliza la metáfora la ascensión de una montaña. Los andinistas saben bien que para hacer cumbre, deben transitar por diversas etapas, algunas de ellas de aclimatación, otras para instalar campamentos provisorios y que saltarse una de ellas los puede llevar al fracaso.

Las etapas de nuestro modelo se resumen en lo siguiente:

  • Etapa 0 o Inicial:  Es el punto de partida: el prestador no agrupa sus egresos ni usa GRD.
  • Etapa 1 – Preparación y acondicionamiento físico:  En algún momento, el prestador se interesa en conocer la metodología GRD e inicia un proceso acotado de  implementación, típicamente mediante un piloto. Se caracteriza por que la organización  solo procesa algunos de sus egresos con GRD, con el propósito de entender este instrumento y/o cumplir compromisos con terceros (p.e., venta de camas críticas o atención de listas de espera de Fonasa). En esta etapa, el  impacto en la gestión interna es nulo.
  • Etapa 2 – Campamento base: El prestador consolida su interés: escala el piloto  y procesa una parte mayor de  sus egresos con GRD; no obstante el propósito principal aún no es la gestión sino que profundizar la comprensión y/o cumplir con una obligación establecida por un tercero (p.e., con el financiador o bien con el ente normador).  En esta etapa, se empiezan a crean las condiciones para conquistar la cumbre, se desarrolla la musculatura, por ejemplo, se crea la Unidad GRD.
  • Etapa 3 – Iniciando el ascenso: Ya se procesan un % muy significativo de los egresos,  y con ellos se analiza la producción hospitalaria bajo formato GRD y se calculan los primeros indicadores. Se elabora un informe, que podría no estar completo; este informe lo consumen algunas áreas para fines más bien operativos (p.e., conocer la casuística del hospital) pero no tiene impacto en la gestión.  Existe un responsable organizacional del tema con cargo directivo o reportando al equipo directivo. Se empiezan a capacitar las primeras personas de la organización.
  • Etapa 4 – Comenzando el ataque final a la cumbre: Por efecto de contagio, una  de las dos áreas (financiera o clínica) adopta esta metodología para gestionar, es decir, se confía en el instrumento y se toman decisiones relevantes basadas en los indicadores GRD
  • Etapa 5 – Cumbre o madurez: Los GRD y sus indicadores derivados son utilizados por toda la organización (tanto en el ámbito financiero como clínico), constituyen el lenguaje común para hablar de  planificación y gestión hospitalaria al interior del prestador y con su entorno. 

Dentro de cada etapa, es posible definir subetapas, pero si complejizamos en exceso el modelo, no va a ser funcional.

¿Cómo puede una oganización autodiagnosticarse?

Con el propósito de diagnosticar con precisión en qué etapa se encuentra una organización y cuáles son las áreas a mejorar para pasar a la siguiente etapa de madurez, es necesario definir indicadores pertinentes y medibles.  El modelo que proponemos se basa en 10 indicadores, que dan cuenta de las características relevantes de cada etapa. Al final del diagnóstico, se obtiene un gráfico como el de la figura, y en base a esta información, la organización reconoce las áreas rezagadas que debe mejorar para poder seguir madurando.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.