NOTICIA GRD

Entrevista al Hospital de Iquique acerca de su experiencia con el modelo de financiamiento basado en GRD

NOTICIA GRD

Entrevista al Hospital de Iquique acerca de su experiencia con el modelo de financiamiento basado en GRD

Entrevista a Hospital Dr. Ernesto Torres Galdames (Iquique), sobre su experiencia con el modelo de financiamiento en GRD. Esta entrevista es respondida por el Jefe GRD del Hospital:

¿Podría contarnos cómo se fue implementando este sistema en su hospital, desde el 2020 hasta la fecha?

GRD es una herramienta que se implementó hace muchos años. No obstante, se ha ido trabajando de manera progresiva, logrando objetivos e implementando mejoras para adaptarlo a la realidad de salud en Chile. En nuestro Hospital la Unidad comenzó el año 2011 y desde ese tiempo, como en muchos otros Hospitales, se ha ido trabajando en la estructura, gestión clínica y en modelos de financiamiento basados en GRD. Sin duda, ha sido un desafío tremendo implementar los GRD´s como mecanismo de pago, y no sólo como herramienta de gestión clínica, en un contexto de pandemia. Sino que se tuvieron que realizar ajustes en diversos procesos, específicamente en hospitalización y en cirugía mayor ambulatoria. Revisar flujos, información ingresada, etc. Además se tuvieron que ajustar procesos financieros, se levantaron nuevos flujos de información entre los diferentes equipos para garantizar cumplimiento de tiempos y calidad de información. En este contexto también se tuvo que trabajar con los equipos clínicos para mejorar tiempos de respuesta de ficha clínica, completitud de los datos. 

Por otro lado, fue complejo ya que al comienzo no se tenía total claridad de la distribución de recursos asignados, como es de conocimiento público, los recursos iban desglosados en 4 ámbitos, hospitalizados, CMA, Medicamentos de alto costo y otros GRD. En ese contexto es muy complejo intentar contrarrestar cuando le cuesta al hospital versus cuando nos están pagando por dichas prestaciones. Sin embargo, confiamos que cada día esto irá mejorando y la información tanto intrahospitalaria como con FONASA y otros stakeholders también irá siendo más sólida, clara y transparente. Por otro lado es muy complejo analizar el comportamiento de una herramienta durante una pandemia. Excluyendo datos como número de enfermos y número de fallecidos, en el ámbito de los indicadores es muy difícil ya que existieron muchas situaciones extraordinarias, como suspensión de pabellones, disminución de aforo en salas de hospitalizados, disminución de recurso humano, lo cual no refleja en muchos casos la real producción del hospital y por lo tanto afecta muchos indicadores de manera indirecta.

¿Cómo evalúa el modelo de pago por GRD en comparación con el modelo de pago anterior?

Es un modelo de riesgo compartido. Según la evidencia se muestra grandes avances a través de este modelo en muchos hospitales alrededor del mundo, es claro que no es el único modelo, existen otros modelos en otros países, pero es considerablemente mejor al anterior. Sólo considerando el compartir riesgos nos posiciona en un contexto de equidad y que a través de una gestión eficiente y posicionada en el corazón del hospital se pueden lograr mejoras significativas, esa ha sido la experiencia en muchos países.

En el caso de su hospital, ¿han logrado el equilibrio financiero con el nuevo modelo de pago por GRD o están deficitarios?

Es complejo realizar un análisis en el contexto actual. En líneas generales podríamos decir que estamos deficitarios, pero no tenemos evidencia al respecto. No obstante, esperamos que en algunos meses reestableciendo la producción total hospitalaria podamos tener un cuadro más claro al respecto. Con todo, el precio base asignado y algunos GRD no reflejan la complejidad de la casuística y son un desafío por delante. Por otro lado desde nivel central se transfiere de acuerdo a la programación financiera.

¿Considera que el precio base se encuentra acorde con la realidad de su hospital? ¿Los pesos GRD reflejan la complejidad de los pacientes clasificados en esas categorías? ejemplos

Desde el comienzo consideramos que el precio base no era acorde a la realidad de nuestro Hospital. En relación a la información entregada por la Unidad Sigcom (Ex –PERC) quien realiza un análisis del costo hospitalario. Por otro lado, aún existen brechas conocidas en el contexto de los pesos GRD, razón por la cual se implementaron los ajustes de tecnología. También se evidenció en los casos obstétricos asociados a COVID, en donde el peso GRD no reflejaba la complejidad del caso. Esto se ha mencionado en otras publicaciones.

¿Qué pasa cuándo atienden más pacientes que los presupuestados y exceden el presupuesto?

Como se mencionó se realiza una transferencia de acuerdo a la programación financiera, por lo que aún no tenemos impacto al respecto.

En la práctica, ¿Cómo les paga Fonasa los pacientes Outliers, es decir, aquellos pacientes que por alguna razón permanecen más tiempo en el hospital que lo que debieran de acuerdo al GRD en que fueron clasificados?

No tenemos información respecto a que el pago se vea afectado por los outliers. Sabemos que en otros países se incorporaron esas medidas y que en algunas clínicas se paga un determinado percentil para dichos pacientes. En este sentido estamos trabajando para reducir las estancias prolongadas.

Entendemos que existen ajustes por tecnología, es decir, pagos adicionales cuando requieren usar algún tipo de tecnología muy costosa como podría ser una prótesis, en la práctica ¿cómo se han realizado estos ajustes?

Cada mes FONASA emite un informe con egresos validados e invalidados y junto con eso envía los egresos que de acuerdo a la codificación les corresponde un ajuste de tecnología. Por parte de MINSAL se habilitó consulta para revisar dichos pacientes que tendrán un pago extra de ajuste de tecnología.

¿Han podido cotejar sus costos por GRD con los ingresos de esos GRD para los GRD que más atienden? ¿Cómo han sido los resultados?

Si se ha hecho tales análisis, concluyendo que la producción no alcanza para cubrir todo el gasto hospitalario, sin embargo FONASA transfiere en base al programa financiero. Un caso mencionado anteriormente son los egresos de ginecoobstetricia, que genera una demanda no menor en nuestra institución, actualmente no contamos con mayor información al respecto.

En aquellos GRD en que los costos están por encima de los ingresos, ¿cuáles han sido las causas? ¿Han revisado la eficiencia medida en estancias y/o en productividad del personal?

La gestión clínica es el eje central en los GRD. En ese contexto se ha trabajado con la subdirección médica y el resto de los equipos en búsqueda de estrategias para reducir las estancias prolongadas, impactar en la estancia media de los pacientes, mejorar procesos, producción de pabellones, entre otras medidas.
Existen diferentes causas, entre las comunes para todos los hospitales están los ingresos inadecuados desde urgencia, subregistro médico en otros casos, falta de protocolización de patologías, pero impacta muchísimo que somos el único Hospital en la región, por lo tanto, los pabellones y los especialistas son un recurso crítico y escaso. Por otro lado, existen pacientes que debemos derivar a otros hospitales de la red nacional como los pacientes cardioquirúrgicos que pueden tener estancias de hasta 20 días en promedio y de otras especialidades que impactan en las estancias y que dependemos de una gestión de terceros.

¿El nuevo modelo de financiamiento por GRD ha impactado la gestión clínica?

Si. Esta unión entre la gestión clínica y lo financiero ha sido muy positivo. Los GRD´s permiten quitar esa brecha entre gestores y clínicos, lo cual es muy significativo. En ese sentido, ya que la gestión clínica es la base de los GRD e impacta en lo financiero, esto ha impulsado la revisión de procesos, indicadores, entre otras cosas y ha permitido ir cautivando a los equipos con este cambio de paradigma, sin duda, aún existe mucho por realizar.Existen diferentes causas, entre las comunes para todos los hospitales están los ingresos inadecuados desde urgencia, subregistro médico en otros casos, falta de protocolización de patologías, pero impacta muchísimo que somos el único Hospital en la región, por lo tanto, los pabellones y los especialistas son un recurso crítico y escaso. Por otro lado, existen pacientes que debemos derivar a otros hospitales de la red nacional como los pacientes cardioquirúrgicos que pueden tener estancias de hasta 20 días en promedio y de otras especialidades que impactan en las estancias y que dependemos de una gestión de terceros.

¿Realizan benchmarking de costos? En caso positivo, nos puede contar los resultados.

En relación a costos no se ha avanzado en profundidad. El benchmarking es una estrategia muy útil. En este sentido se han realizado comparaciones con hospitales de la macro zona norte y también con otros referentes a nivel nacional. El resultado ha sido muy enriquecedor, ya que nos permite salir de nuestra única experiencia y abrirnos a la mejora continua a través del benchmarking. Ha sido muy grato encontrarnos con referentes en diversos hospitales abiertos a este trabajo colaborativo en pro de nuestros hospitales y principalmente del paciente. El benchmarking ha sido útil no sólo para revisar costos, sino también indicadores, codificaciones y otros diversos procesos y experiencia de los equipos GRD en su gestión clínico financiera.

¿Podría indicarnos su opinión final, recomendaciones de mejoras respecto del modelo de financiamiento por GRD? "

Un primer aspecto sería mejorar la comunicación que existe entre los prestadores y los pagadores. Consideramos que en virtud a que existe un riesgo compartido, la transparencia, oportunidad y gestión de la información financiera, como desglose de transferencias, es fundamental para una gestión clínica financiera y aportar valor al paciente y a la institución. En este contexto, no ha sido diferente en la implementación que existió en otros países como Francia, que en 2009, sufrió una crisis ya que el mecanismo de control de costos era poco transparente para administradores y prestadores.

En relación a los GRD es fundamental avanzar en el ajuste y refinación de los GRD actuales para capturar completamente las diferencias en la complejidad y gravedad de las patologías de nuestros pacientes en Chile. Junto con esto proyectar una medición y políticas para los casos atípicos de acuerdo a la realidad de nuestro País.

Finalmente, considerando un benchmarking con otros países existen muchos modelos que complementan a los GRD que podrían implementarse en un futuro, pero es necesario robustecer los factores críticos para el éxito de este proyecto como lo es un ajuste de los GRD a nivel nacional, la oportunidad y transparencia de información desde el financiador y también de los prestadores, y fortalecer y posicionar la gestión clínica en el corazón de las instituciones de salud.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.